MAIN MENU Change to English

Sobre Nosotros

Fundado en 1979 en San Antonio, Texas, el Instituto se compone de personas que trabajan en favor de una buena liturgia para el pueblo de Dios en las diferentes comunidades hispanas que celebran su fe en los Estados Unidos.

Las Metas y Objetivos del Instituto son:

  • Asistir a los obispos de los Estados Unidos para realizar la reforma litúrgica que emana del Concilio Vaticano II, y de las normas y decretos posteriores de la Congregación para el Culto y la Disciplina de los Sacramentos de la Santa Sede.
  • Explorar nuevos caminos de enculturación en la liturgia de los hispanos en este país.
  • Colaborar con la Oficina de Asuntos Hispanos de la USCCB, el Comité Episcopal de la Liturgia, organizaciones nacionales e institutos pastorales orientados hacia el ministerio hispano.
  • Estudiar, reflexionar y celebrar más auténticamente la fe católica de una manera que incluya nuestras tradiciones de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia como se encuentra en los documentos de Medellín, Puebla, el III Encuentro Nacional, el Plan Nacional para el Ministerio Hispano en los Estados Unidos y las más recientes declaraciones oficiales del magisterio de la Iglesia al respecto.

El Instituto Nacional Hispano de Liturgia está dirigido por un Comité Ejecutivo: Presidente, Vicepresidente, Secretario y Tesorero, por una Mesa de Directores con representantes de las ocho regiones pastorales de los Estados Unidos (Este grupo de líderes comprometidos con el Instituto se reúne por lo menos dos veces al año), y por una Mesa de Asesores formada por obispos y peritos litúrgicos. Oficialmente representado por el presidente en la Comisión de Liturgia de los Obispos de los EEUU, el Instituto también está representado por otros miembros de su Consejo en la Federación de Comisiones Diocesanas de Liturgia, (FDLC), el Consejo Católico Nacional para el Ministerio Hispano, (NCCHM) y la Asociación Nacional de Directores Diocesanos del Ministerio Hispano. (NCADDHM!

La oficina nacional del Instituto está localizada en The Catholic University of America, en Washington, D.C., al frente de la cual hay un Director Ejecutivo que responde a la Mesa de Directores.

Como un cuerpo de liturgistas dedicado a servir a todas las comunidades, pero sensible a las necesidades de los Católicos Hispanos en partícular, los miembros del Instituto se reúnen con la Mesa Ejecutiva una vez al año para evaluar las diversas necesidades litúrgicas que se presentan en las comunidades Hispanas o que requieren una atención especial.

Los miembros trabajan en diversas Comisiones diseñadas para atender esas necesidades:

  1. Sacramentos y Sacramentales,
  2. Música Litúrgica,
  3. Arte y Arquitectura,
  4. Piedad Popular, y
  5. Lenguaje y Textos.
En los últimos años, la Mesa Ejecutiva del Instituto estableció el Comité Ejecutivo y la Comisión de Publicaciones.

Los que desean formar parte del Instituto pueden hacerlo a distintos niveles de responsabilidad y participación:

Miembros Individuales: Son evaluados después que su solicitud para ser miembros del Instituto es revisada por el Comité de Nuevos Miembros de acuerdo a su capacidad, profesional, pastoral o académica en la preparación, evaluación y celebración de la Liturgia Católica entre Hispanos.

Miembros Institucionales: Son aquellas Instituciones pastorales, educativas, diocesanas o religiosas que tienen interés en la liturgia católica de los hispanos y desean promover el trabajo del Instituto. Por medio de dos delegados, se hacen presentes en las juntas y eventos del Instituto; se espera que estos delegados permanezcan por un período de dos años y participen del trabajo del Instituto como miembros individuales.

Amigos del Instituto o Benefactores: Son personas o Instituciones que aunque no son miembros del Instituto al hacer su donación anual de un mínimo de $25.00, reciben la publicación Amén y las noticias sobre los eventos y actividades del Instituto.